lunes, 29 de abril de 2013

A propósito del paro nacional de universidades de esta semana

Quería compartir con los lectores de este blog unas reflexiones de la Profesora Edith Ochoa, quien es Coordinadora de nuestro Centro Local de Anzoategui:

 
Lechería, 24 de Abril de 2013

A todos y todas, que como yo tienen la tarea de dirigir Centros Locales en tiempos de crisis!!! y a los hombres y mujeres en rol académico, administrativo y de servicio que hacen vida en los Centros y comparten las vivencias!!
A propósito de la comunicación del día martes 23, suscrita por el Dr. José Ramón Arandía, Director de Operaciones, quien goza de mi respeto y estima, me permito compartir estos párrafos:
1.- Lo que hago hoy… es porque no quiero seguir como estamos para el resto de mi vida, y más allá de ese umbral, la de todos aquellos que me sobrevivan!
2.- Me sumo al paro (y todo el personal del Centro se ha sumado), no obstante, aunque parezca contradictorio, se hace acto de presencia (Coordinador, Administrador, Jefe de Evaluación y Profesores de Matemática que elaboran pruebas) en algunos momentos para recibir valijas, preparar la evaluación que se aplica viernes y sábado, e informar a los estudiantes que se acercan en esos momentos.
3.- Me sumo a los paros convocados por los gremios porque ya basta de hablar a las paredes!! No nos escuchan, nos irrespetan y nos tratan como ciudadanos de segunda categoría. Nuestro salario, que de por si no se corresponde con credenciales y tareas que se desempeñan, se diluye frente al indetenible proceso inflacionario, y se hace más precario cuando es cancelado mediante nóminas que reflejan lo que ganábamos en 2008, y se debe esperar el complemento cuando a bien lo disponga el Gobierno Central para elaborar lo que conocemos como “paralelas”; las Normas de Homologación son letra muerta y los últimos aumentos se han hecho por vía ejecutiva, pero observando el banquete en que se ha convertido el presupuesto de la nación, donde los invitados son los países que reciben “donaciones”. ¡Esto es un irrespeto y es inconstitucional! No obstante, lo hemos tolerado de manera pacífica.
¡ Si alguien tiene conocimiento de estrategias diferentes al paro cuando se llega a este extremo, que lo informe! Se le agradecerá!
4.- El Seguro Federal que nos “ampara”, según tengo entendido fue impuesto por el Gobierno, tiene una cobertura de Bs. 20.000,00 y un excedente de Bs. 30.000,00 (no es cuento, me lo informaron esta semana en las oficinas del seguro en Lechería) y para completar, tiene convenios con pocas instituciones, las mas modestas, al menos en Anzoátegui; esto traduce una demostración más del concepto que se tiene del trabajador universitario, porque realmente, estos montos nos empujaran a buscar salud en instituciones públicas cargadas de carencias, pidiendo a Dios que nos cuide. De las medicinas, ni se diga: Las farmacias solo facturan hasta Bs. 3.000.00 al año, y el resto, comprar y esperar reembolsos. Un panorama nada halagador!
5.- Cada día cuando llego a mi casa por las noches, me maravillo y doy gracias a Dios porque el Centro Local Anzoátegui funcionó, a pesar de las limitaciones. Me sumo a los paros no solo porque aspiro un salario justo, sino también una asignación presupuestaria que permita a la universidad desarrollar el trabajo con dignidad, sin tener que requerir de instituciones que no están ganadas a dar, precisamente porque se cosechan los frutos de esas dos mitades en que se ha convertido el país, donde unos son pueblo y otros oligarcas, burgueses, apátridas. Estamos perdiendo la capacidad de ser cada vez más ciudadanos, se debe reforzar esta condición para visualizarnos desde nuestras diferentes posiciones construyendo país, en perfecta armonía y cooperación.

6.-Asumí la Coordinación (E) del Centro Local Anzoátegui en Noviembre de 2011, por un tiempo prudencial, y durante todo estos meses, la voluntad de querer hacer y el profesionalismos de miembros del personal académico, administrativo y de servicio han posibilitado el desarrollo de los procesos y la atención a los estudiantes, tanto en la Sede ubicada en Lechería, como en las Unidades de Apoyo El Tigre y Anaco.
A) Si bien sentimos el apoyo del Nivel Central, en este año y meses, este se ha materializado fundamentalmente, en la contratación de profesores para áreas que estaban sin atención, en el pago de la renta de la sede, el servicio de vigilancia, recientemente la empresa para la limpieza, y la reparación de unas fotocopiadoras, y suministro de tóner.
B) Otras necesidades como reparaciones menores (cerraduras, llaves de lavamanos, herrajes para tanques de inodoros, llaves para puertas, mano de obra para reparar equipos de AA, compra de capacitadores, transformadores para AA, bombillos, etc.) y material de oficina (papel, tinta para impresoras, cinta adhesiva para embalaje, clip, ligas, cintas adhesivas, etc.), es producto de colaboración del personal, alumnos del Curso Introductorio, alumnos que egresan, y algunos proyectos que se desarrollan con estudiantes de Trabajos Prácticos.
C) Hacemos selección del papel de Trabajos Prácticos para reciclar, fotocopiar. Tenemos un solo enfriador para los botellones de agua, y estos son donados por el esposo de una profesora. El papel sanitario -muy escaso en estos tiempos - ya es un hábito llevarlo de la casa. El mobiliario y los equipos de computación, además de escasos, acusan el paso del tiempo.
D) La dotación de material bibliográfico para los estudiantes, nunca es suficiente, siempre estamos en mora, a pesar de que el cronograma de evaluación no considera ésta deficiencia.
E) Los planteamientos que se hacen a Nivel Central, generalmente, las respuestas no son oportunas y casi nunca positivas. Cuando se propone personal para cargos vacantes, los procesos se hacen tan largos (meses, año), que casi se pierde el aliento preguntando el nivel del recorrido.
F) Si bien ocupamos un espacio físico en un Centro Comercial, mi apreciación personal es que estamos en “un rancho” dentro de ese Centro: los pisos, en grandes áreas están recubiertos por lo que alguna vez fue alfombra (nidos de ácaros y cuantos “bichitos” mas que no conozco) manchada, desgastada y húmeda en sectores de la Biblioteca, ventanas que no se pueden abrir, equipos de sanitarios (pocetas y lavamanos) que evidencian los años en uso por su color y mal funcionamiento, 16 equipos de AA que se paran con frecuencia, bien sea por los altos y bajas de la energía eléctrica, porque no se ha hecho mantenimiento en mucho tiempo, porque su “corazón” está “añejo”, y casi todos los días requiere de algún “medicamento”. Algunas puertas con “gato hidráulico” funcionan a medias.
7.- En la Sede no se tiene servicio de CANTV, porque ésta empresa del Sector Público, se niega a conectar el servicio alegando que la UNA tiene deudas pendientes. ¿Saben en la CANTV que la UNA también es institución pública?. ¿Será parte del cerco? No se. La Dirección de Operaciones asignó un Bam Digitel para la conexión a la Internet, pero, además de no ser muy efectivo, necesita ser recargado mensualmente con Bs. 200,00 que debemos sacar del bolsillo y después esperar el reintegro, empatando un mes con el otro porque Nivel Central no tiene recursos. Desde hace unos meses esa conexión se desarrolla con un Bam de Movilnet (conexión ilimitada) propiedad de la Coordinadora, dados los problemas (limitada acción, recargas) surgidos con el Digitel; los teléfonos celulares del personal son vías para la comunicación con los usuarios, y el de la Coordinadora equivale a “0800-estudiantes”. No obstante, todos los procesos fluyen, se cumple con los requerimientos de Nivel Central, los estudiantes son atendidos. El trabajo se hace pero, no han preguntado ¿Cómo lo hicieron? ¿Cómo lo hacen?.

Por todo esto, y quizás más, pero no quiero abrumarlos con tanta historia, ¡me sumo al paro! ¡Es hora de que tengamos presupuesto justo que también llegue al Nivel Local, sin más limitaciones que las establecidas en la Norma, y que tengamos sueldo digno, en tiempo real, acorde con la función y credenciales de cada uno!

Edith Ochoa de Lee – Centro Local Anzoátegui