viernes, 3 de octubre de 2014

Fraude Academico

Al corregir los exámenes integrales de la 738/748 de este semestre 2014-1, he observado un hecho muy irregular y en extremo grave que quisiera hacer público en este blog. Dos estudiantes, a quienes en lo sucesivo me referiré como Estudiante A y Estudiante B, han cometido una falta tipificada como grave en el Articulo 8, literal c del Reglamento Disciplinario Estudiantil de la Universidad Nacional Abierta, el cual establece lo siguiente:


Articulo 8 – Serán faltas graves:

...

(c) las acciones fraudulentas que el estudiante realice de manera intencional y premeditada, individualmente o con la participación de otras personas, antes, durante, o después de las actividades de evaluación de los aprendizajes, dirigida a alterar los resultados de su propia evaluación o la de otros estudiantes.

En efecto, la falta en cuestión es que ambos estudiantes se han copiado en esta evaluación, como queda en evidencia en las imágenes de los cuadros comparativos, objetivo por objetivo, de los items que respondieron, algunos de los cuales se presentan a continuación. No he considerado relevante ni pertinente nombrar en este blog a los estudiantes “copiones”- ellos sabrán quienes son al ver la escritura de su puño y letra. Tampoco creo necesario incluir imágenes de todas sus respuestas- aburren en la forma tan monótona en que ambos exámenes se parecen “como dos gotas de agua”. De todos modos se les levantará un acta a ambos estudiantes sustanciada debidamente con el cuerpo del delito.

El propósito de este escrito es concientizar a la comunidad estudiantil sobre la gravedad de cometer este tipo de fraudes académicos. He observado con mucha preocupación un alto grado de similitud entre algunas pruebas en ocasiones anteriores. Un alto grado de similitud que raya peligrosamente en las acciones fraudulentas mencionadas supra, aunque a decir verdad, nunca he visto pruebas tan evidentemente idénticas como las de los Estudiantes A y B. Si usted esta entre los estudiantes probos, quienes son mayoría en nuestra Universidad, esta entrada no es con Usted. Puede pulsar “Ir al siguiente blog”. Si no, haría bien en continuar leyendo...

Supongo que la obtención de un titulo universitario es la razón principal por la que los estudiantes se embarcan en el estudio de una carrera universitaria (verdad de perogrullo). El problema cuando se incurre en este tipo de acciones fraudulentas (y me refiero a cualquier acción que comprometa la validez de la evaluación) es que al hacerse práctica común entre el estudiantado (y ojalá que no), esto erosionaría el valor del Titulo Universitario otorgado por la Universidad Nacional Abierta. Siendo este servidor egresado de esta misma Casa de Estudios, habiendo trabajado duro para obtener mi titulo de Licenciado en Matemáticas, mención Probabilidad y Estadísticas y luego habiendo pasado exitosamente por un proceso de selección muy riguroso conocido como “Concurso de Oposición” para convertirme en docente ordinario de mi querida Alma Mater, nunca permitiré tal erosión del valor de mi Título. En resumen, los estudiantes que inconscientemente incurren en este tipo de acciones (y escribo “inconsciente” porque si tuvieran conciencia o aquello que llaman principios, no lo harían) incurren en el clásico “escupir para arriba”.

Huelga recordarle a aquellos pocos estudiantes sin principios y sinvergüenzas que aún cuando no les importe escupir para arriba, la saliva, fiel a la Ley de la Gravedad, de todos modos les caerá en la cara en forma de sanciones y quizás hasta expulsión de la universidad, lo cual retardaría o daría al traste definitivamente con su sueño de obtener el anhelado titulo universitario de la U.N.A.   

Los Estudiantes A y B están entre un minúsculo grupo de estudiantes que recientemente han levantado acusaciones sin fundamento en contra de mi persona como docente de la U.N.A.  En unos escritos que presentaron ante las autoridades universitarias, se me acusa de vender notas aprobatorias para las materias que asesoro y que dichas ventas se concretarían a través de la asistencia obligatoria a asesorías presenciales que supuestamente exijo para pasar las materias.  ¿Acaso dichos estudiantes nunca se enteraron en el Curso Introductorio que las asesorías presenciales (y de cualquier otro tipo como por ejemplo las asesorías en línea de las cuales sobran ejemplos en este mismo blog) son un recurso importante para lograr el éxito en los estudios a distancia? Estas asesorías se dan de forma gratuita como parte del desempeño de nuestras funciones docentes. ¿Leyeron bien? Son gratuitas, a diferencia de cursos pagos o tutores individuales que tendrían que pagar. Tampoco son obligatorias, ¡pero cómo ayudan!   Regularmente, miles de estudiantes de la U.N.A. a lo largo y ancho del país acuden a asesorías con sus asesores para aclarar dudas sobre el contenido estudiado o para discutir sobre el logro de objetivos en los exámenes.  Ciertamente, una buena y constante comunicación docente-estudiante es la clave para el éxito en el aprendizaje y este es el mejor consejo que podría darle a los aspirantes del Curso Introductorio. Sin embargo, por alguna inexplicable razón, estos estudiantes prefirieron nunca asistir a asesorías para aclarar dudas y en vez de ello, se dedicaron a “escupir para arriba”. Dicho sea de paso, ellos tienen otros casos similares de pruebas copiadas que han levantado otros asesores junto a los cuales este caso ahora pasará a engrosar su creciente expediente.

A continuación reproduzco algunas de las imágenes de los exámenes referidos:




Estudiante A - Objetivo 1 Estudiante B - Objetivo 1

Se puede observar que en la tabla de distribución de frecuencias de la media, ambos estudiantes colocan frecuencias en fracciones con denominador de 5 (cuando debería ser 15) a partir del valor de X-barra de 19,5- es decir, ambos cometieron exactamente el mismo error. Si hubiesen ido a asesoría conmigo o asistido a alguno de mis talleres, sabrían que los valores en una distribución de frecuencias relativas deberían sumar a 1, la probabilidad total. Como casi todos mis estudiantes saben (a excepción de ellos dos porque nunca han asistido a asesorías o talleres), esto es un dato que repito ad nauseam para que los estudiantes eviten cometer este tipo de errores. Una mentira repetida mil veces (en este caso dos veces), no se convierte en verdad. Repitan conmigo – la probabilidad total de los eventos elementales de un espacio probabilizado es igual a uno...




Estudiante A - Objetivo 2 Estudiante B - Objetivo 2

Estos exámenes, en cuanto a demostrar que ustedes han logrado el dominio de los objetivos evaluados, tampoco “satisfacen las expectativas exigidas”.



Estudiante A - Objetivo 4 Estudiante B - Objetivo 4

Exactamente los mismos errores en ambas pruebas. ¿Es en serio? Lo que verdaderamente indigna de este tipo de pruebas copiadas es que al pensar que nosotros los profesores nunca nos enteraremos que se copiaron, pretenden tomarnos por idiotas, cuando los idiotas son otros...

Estudiante A - Objetivo 7 Estudiante B - Objetivo 7

Al Estudiante B le diría que las hipótesis nulas nunca se aceptan- se dice más bien que no se rechazan – otra cosa que he explicado hasta el cansancio en mis talleres y asesorías. Si alguien desea indagar más al respecto, le sugiero leer la obra de Karl Popper, específicamente el libro titulado “The Logic of Scientific Discovery”, en el cual hace una excelente exposición sobre la falseabilidad de las hipótesis como pilar fundamental del conocimiento científico. Aquí lo único que han demostrado es que sus exámenes “no difieren significativamente”- es más, son casi idénticos hasta en la letra. Los Estudiantes A y B también han logrado confirmar la creencia de Einstein, quien dudaba de la infinitud del Universo pero si estaba seguro de la infinitud de la estupidez humana. Un aplauso para ellos.


Estudiante A - Objetivo 9 Estudiante B - Objetivo 9

Seguramente los Estudiantes A y B aducirán que trabajaron de manera independiente en sus exámenes. Esto sería como poner dos monos transcribir en sendas máquinas de escribir, algún soneto de Shakespeare y que produzcan, palabra por palabra, punto por punto, el mismo soneto.  Ambos eventos tendrían la misma probabilidad - casi nula – lo cual es en extremo significativo. Shall I compare thee to a summer's day?

Bibliografía


Börger, L. (sf). “You shall not pass!”: quantifying barrier permeability and proximity avoidance by animals. Disponible en: https://www.academia.edu/8581797/You_shall_not_pass_quantifying_barrier_permeability_and_proximity_avoidance_by_animals

Calaprice, A. (2010). The Ultimate Quotable Einstein. Princeton University Press.

Popper, K. (2005). The Logic of Scientific Discovery. Taylor & Francis e-Library.

Universidad Nacional Abierta (1999). Reglamento Disciplinario Estudiantil de la Universidad Nacional Abierta. Caracas.

Walter J. Black, Inc. (1937). The Complete Works of William Shakespeare.